sábado, 21 octubre, 2017 7:57 pm
INICIO » Tecnología » Casi 300.000 paraguas robados en China demuestran que la economía compartida no siempre tiene éxito

Casi 300.000 paraguas robados en China demuestran que la economía compartida no siempre tiene éxito

El negocio basado en compartir objetos o bienes, que es conocido como economía compartida o sharing economy, ha tenido una importante explosión en los últimos años con apuestas como Uber, Airbnb, así como la gran cantidad de propuestas para el préstamo de bicicletas. Esto ha provocado que diversas startups estén ideando el próximo gran negocio basado en este modelo.

‘Sharing E Umbrella’ es una compañía con sede en China que inició con el negocio de préstamo de paraguas en 11 ciudades del país, un proyecto interesante que buscaba replicar el éxito de Mobike, que se dedica al negocio de bicicletas compartidas y que es usado en casi en todo el país. Lo que no se esperaban es que a las pocas semanas de haber arrancado, casi 300.000 paraguas no han sido devueltos.

La clave de la economía compartida: que todo sea devuelto

La empresa con sede en Shenzhen inició en abril de este 2017 bajo la idea de “todo en la calle se puede compartir”, con una inversión inicial de 10 millones de yuanes con la que se adquirieron los paraguas, se desarrolló una aplicación para smartphones y se buscaron zonas para colocar los paraguas, principalmente en paradas de tren y autobús.

El usuario debe darse de alta en al aplicación y pagar un depósito de 19 yuanes (2,8 dólares), mientras que la tarifa es de apenas 0,50 yuanes por cada 30 minutos de uso. La mala noticia es que la mayoría de los usuarios ha decidido no devolverlos, lo que está poniendo en riesgo el futuro de la recién formada compañía.

Shared Umbrellas3

Curiosamente, Sharing E Umbrella no es la primera compañía que busca compartir paraguas, ya que a día de hoy existen otras 14 startups que se les ocurrió lo mismo, y en todos los casos el riesgo es el mismo. Cada paraguas perdido representa para la compañía una pérdida de casi 60 yuanes, ya que cada cada artículo requiere de la impresión de un código QR y una cerradura electrónica, además de la publicidad de que lleva cada uno y que sirve para mantener el negocio.

Algunos analistas pronosticaban que el préstamo de paraguas no sería rentable debido a los factores de los que depende, como su uso en temporadas de lluvia, que también suele ser complicado ya que en muchos casos los usuarios eligen adquirir su propio paraguas. Pero este modelo ha funcionado de forma importante a otras compañías, sobre todo por el tema de la publicidad impresa en cada artículo, que al final se ha convertido en la principal fuente de ingresos.

Shared Umbrellas

Debido a esto, Zhao Shuping, CEO de la compañía, dice que no se darán por vencidos y a finales de año incorporarán 30 millones de paraguas nuevos, con lo que buscan darle un nuevo impulso al negocio. Hay que destacar que estas pérdidas no son exclusivas para los paraguas, sino que también ha ocurrido con el alquiler de cargadores para móviles y hasta las bicicletas. Esto ha ocasionado que, por ejemplo, Wukong Bicycles decidiera abandonar el negocio tras sólo seis meses de operación, esto después de que el 90% de sus bicis nunca fueron devueltas.


Enlace a fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *