lunes, 20 noviembre, 2017 12:43 am
INICIO » Salud » Los cigarrillos ‘sin combustión’ tienen la intención de hacerse con el mercado de EE. UU.: MedlinePlus Health News

Los cigarrillos ‘sin combustión’ tienen la intención de hacerse con el mercado de EE. UU.: MedlinePlus Health News

Imagen de noticias HealthDay

MIÉRCOLES, 11 de octubre de 2017 (HealthDay News) — Un mecanismo para fumar que mezcla la electrónica de los cigarrillos electrónicos con las propiedades de quemar tabaco de los cigarrillos tradicionales está haciendo que haya preocupaciones por la salud pública ahora que se dirige directamente al mercado estadounidense.

A diferencia de los cigarrillos electrónicos, el dispositivo sin combustión (HNB, por sus siglas en inglés) funciona al calentar el tabaco a unos 500 ºF (260 ºC), produciendo un aerosol que se puede inhalar.

Por el contrario, los cigarrillos electrónicos funcionan al calentar un líquido con una infusión de nicotina, sin el peligroso humo que emiten los cigarrillos tradicionales que queman el tabaco.

La innovación del calentamiento sin combustión no ha sido aprobada para la venta en Estados Unidos, pero a finales del año pasado se envió una solicitud de aprobación a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

La investigación sobre el posible impacto para la salud de dichos dispositivos apenas ha empezado.

Pero un nuevo estudio advierte que en los países en los que el producto ya está en el mercado, como en Japón, se ha hecho popular rápidamente como una opción sin humo para los usuarios de cigarrillos electrónicos que anhelan el viejo sabor y la sensación de quemazón en la garganta de los cigarrillos tradicionales.

“No sabemos lo suficiente sobre las implicaciones para la salud de los productos de tabaco sin combustión, y esa falta de conocimiento es extremadamente peligrosa para la salud pública”, dijo Theodore Caputi, autor principal del estudio. Caputi es estudiante de posgrado en salud pública en la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia.

“Sabemos por experiencia que la industria del tabaco y sus aliados no esperarán a tener todos los hechos para empezar a hacer reivindicaciones sobre la salud”, añadió.

“Necesitamos asegurarnos primero, antes de que los cigarrillos sin combustión lleguen al mercado, de que los consumidores sean conscientes de que no disponemos de todos los hechos sobre los productos que funcionan con un calentamiento sin combustión, y luego deberíamos empezar a llenar esas lagunas en el conocimiento”, comentó Caputi.

Dijo que “teniendo en cuenta las implicaciones totalmente masivas para la salud pública de los productos de tabaco, en general (en otras palabras, el consumo de tabaco es la causa principal de muerte prevenible) hacerse con un dispositivo sin combustión antes de tener todos los hechos no es una decisión que los consumidores deberían tomar a la ligera”.

Caputi y sus colaboradores publicaron su estudio en línea el 11 de octubre en la revista PLOS One.

Para hacerse una idea de la posible popularidad de estos dispositivos de calentamiento sin combustión en el mercado estadounidense, los investigadores observaron los patrones de búsqueda en Google en Japón para examinar el interés cambiante sobre este mecanismo.

El equipo encontró que las búsquedas en Google sobre el calentamiento sin combustión en Japón aumentaron en más de un 1,400 por ciento en 2015, cuando los dispositivos fueron vendidos por primera vez en ese país, y en casi un 3,000 por ciento entre 2015 y 2017. Ahora hay hasta 7.5 millones de búsquedas al mes en Japón.

Esa tendencia refleja un interés incluso mayor que el observado cuando los cigarrillos electrónicos se introdujeron por primera vez en el mercado japonés, señalaron los investigadores.

El coautor del estudio, John Ayers, profesor de investigación de la Facultad de Postgrados en Salud Pública de la Universidad Estatal de San Diego, dijo que “desafortunadamente, no sabemos cuáles son las implicaciones del tabaco sin combustión. Nuestro estudio simplemente muestra que estos productos son muy populares en Japón, el único mercado nacional de pruebas”.

“Incluso si el interés en estos productos es solo una décima parte en EE. UU., sugiere que muchos millones de personas se interesarán por estos productos”, añadió.

Según Caputi, “las evidencias disponibles sugieren que los productos de tabaco sin combustión (en caso de que sean aprobados por la FDA) acabarán en una tienda cercana”. Por eso, “tenemos que combatir cualquier afirmación infundada sobre las implicaciones para la salud de los productos de tabaco sin combustión”, planteó.

“Por ejemplo, está prohibido mercadear los cigarrillos electrónicos como herramientas seguras o incluso para dejar de fumar, porque no hay datos suficientes para respaldar esos argumentos, y sin embargo sabemos que esas reivindicaciones se hacen y se comprenden de forma rutinaria”, señaló Caputi. “Los profesionales de la salud pública necesitan crear una estrategia para asegurarse de que no ocurra el mismo problema con los productos sin combustión”.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: John W. Ayers, Ph.D., research professor, graduate school of public health, San Diego State University, San Diego; Theodore L. Caputi, Joseph Wharton Scholar, The Wharton School at the University of Pennsylvania, Philadelphia; Oct. 11, 2017, PLOS One, online

Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.


Enlace a fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *