jueves, 14 diciembre, 2017 8:13 am
INICIO » Salud » Más niños pequeños pasan mucho tiempo con el teléfono o la tableta: MedlinePlus Health News

Más niños pequeños pasan mucho tiempo con el teléfono o la tableta: MedlinePlus Health News

E. J. Mundell

Imagen de noticias HealthDay

JUEVES, 19 de octubre de 2017 (HealthDay News) — En los últimos años, los niños pequeños estadounidenses han pasado de estar 5 minutos al día con algún tipo de dispositivo móvil a pasar 48 minutos al día, muestra una investigación reciente.

Y aunque solo un 1 por ciento de los niños de 8 años de edad y menores tenían su propia tableta hace 6 años, el 42 por ciento de ellos tienen una ahora, según el estudio de Common Sense Media, una organización sin fines de lucro.

“A lo largo de los últimos 6 años, hemos visto un aumento masivo en el uso de los medios de comunicación y la propiedad de tabletas, y no hemos empezado siquiera a experimentar la explosión de las nuevas tecnologías, como la realidad virtual y los dispositivos asistentes que se activan con la voz en nuestros hogares”, dijo en un comunicado de prensa James Steyer, fundador y director general de Common Sense.

El informe se basa en las respuestas a una encuesta de una muestra representativa a nivel nacional de casi 1,500 padres y niños de 8 años o menos de EE. UU., a los que se encuestó a principios de 2017.

Entre los hallazgos de la encuesta se encuentran:

  • Casi todas las familias estadounidenses (el 95 por ciento) tienen un smartphone, un aumento frente al 41 por ciento en 2011, y un 78 por ciento poseen al menos una tableta, un aumento frente al 8 por ciento en 2011.
  • Aunque los pediatras no lo recomiendan, casi la mitad de los niños pequeños con frecuencia o a veces ven la televisión o juegan videojuegos durante la hora previa a ir a la cama.
  • Aproximadamente el 10 por ciento de los niños pequeños tienen un juguete “inteligente” que se conecta a internet, mientras que el 9 por ciento tienen un dispositivo asistente virtual que se activa con la voz en casa, como Amazon Echo o Google Home.

Las divisiones en el uso de la tecnología móvil según los ingresos familiares también se están terminando. Por ejemplo, dado que las familias con ingresos más bajos poseen ahora al menos un smartphone, casi no hay diferencias en el uso de la tecnología entre los hogares de mayores y de menores ingresos, encontró la encuesta.

De hecho, los niños de hogares con ingresos más bajos, o de hogares con padres con un nivel educativo menor, en realidad pasan más tiempo ahora viendo “los medios de comunicación con pantalla” que los de hogares con mayores ingresos o con padres con un mayor nivel educativo, mostró la investigación.

La tasa en la que las familias más pobres en Estados Unidos han adquirido dispositivos móviles o tabletas, y han descargado aplicaciones, también ha aumentado rápidamente en los últimos 6 años.

“Es promisorio ver que muchas de las diferencias respecto al acceso a la tecnología y a los dispositivos entre todos los segmentos de nuestra población se están reduciendo”, dijo Steyer. “La tecnología es una parte integral del éxito en nuestro mundo, y cada niño merece un acceso a la misma. A lo largo de los últimos años, hemos observado que la brecha digital y en las aplicaciones se está cerrando, lo que es un desarrollo muy positivo para nuestro país”.

Pero enfatizó que las tecnologías también pueden plantear desventajas.

“Si queremos asegurarnos de que nuestros hijos se desarrollen bien y tengan una vida exitosa, tenemos que asegurarnos de que obtienen lo máximo de la tecnología al mismo tiempo que los protegemos de los riesgos potenciales, y eso significa prestar mucha atención al papel de los medios de comunicación en sus vidas”, señaló Steyer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTE: Common Sense Media, news release, Oct. 19, 2017

Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.


Enlace a fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *