viernes, 19 octubre, 2018 11:05 pm
INICIO » INTERNACIONAL » La Policía sudafricana mata en una iglesia a siete sospechosos de atacar una comisaría | Internacional

La Policía sudafricana mata en una iglesia a siete sospechosos de atacar una comisaría | Internacional


La Policía sudafricana ha matado en un enfrentamiento a tiros en una iglesia a siete individuos supuestamente implicados en el ataque perpetrado esta semana contra una comisaría de Ngcobo, en la región del Cabo Oriental, en el sureste del país, según han informado las fuerzas de seguridad en un comunicado. En el asalto a las instalaciones policiales murieron un soldado retirado y cinco agentes.

En el operativo, llevado a cabo en la iglesia en la aldea de Nyanga, fueron arrestados más de 10 sospechosos, mientras que otros lograron escapar, según la nota, que explica que la policía arrinconó a la banda, que se escondió en el templo. Un agente resultó herido en el tiroteo y se está recuperando en el hospital.

El ataque se produjo el pasado miércoles, cuando un grupo de hombres armados entró por la fuerza en la comisaría de Ngcobo, entre Umtata y Queenstown, y, sin previo aviso, abrió fuego al azar contra los agentes que estaban de servicio. Tres fueron asesinados en la comisaría y otros dos resultaron heridos, fueron trasladados al hospital y recibieron el alta poco después.

A continuación, los hombres armados separaron a las mujeres policía antes de robar seis pistolas, dos escopetas y dos fusiles de asalto, además de un vehículo policial. Posteriormente, se encontraron los cuerpos de dos oficiales más, que se habían llevado como rehenes, a lo largo de la carretera cerca de Nyanga, a unos seis kilómetros de la comisaría. Además, los atacantes mataron a un soldado retirado en su huida.

“Hemos decidido que esto no puede ocurrir en Sudáfrica, los delincuentes no pueden socavar al Estado”, ha declarado al canal News 24 el comisario del Servicio de Policía de Sudáfrica, general Khehla John Sitole. “Queríamos nuestras armas y arrestar a estos criminales”, ha añadido. La policía ha recuperado el arsenal robado.

El asalto del miércoles desató la indignación nacional, a pesar de que los ataques a la policía son frecuentes en Sudáfrica, que tiene una de las tasas de criminalidad más elevadas del mundo. Al menos 57 policías fallecieron en el ejercicio de su cargo entre abril de 2016 y marzo de 2017, según datos oficiales. 


Enlace a fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.