sábado, 21 julio, 2018 10:25 am
INICIO » Salud » Seis curiosidades sobre la obesidad que probablemente desconoces

Seis curiosidades sobre la obesidad que probablemente desconoces

  • Una dieta vegetariana no solo es buena, también es la más asequible

    Seguir una dieta vegetariana rica en frutas, verduras y cerreales no solo es bueno, sino que también es más económico que otros patrones alimentarios saludables si compras por Internet. De media, seguir una dieta vegetariana cuesta alrededor de 2 euros menos por día que la dieta saludable. Son los resultados de un estudio realizado por Hilary Green del Centro de Investigación Nestlé en Lausana, Suiza y su colega Gary Sweeney que comparó el coste de seguir dos planes de menú de dos semanas para tres patrones de alimentación saludable: una dieta vegetariana, la dieta mediterránea y la dieta de EE. UU., todas incluidas en las Pautas Dietéticas 2015-2020 para los estadounidenses.

  • Las etiquetas de salud disuasorias

    Es menos probable que los adultos compren bebidas azucaradas que incluyan etiquetas de salud, particularmente aquellas con advertencias gráficas sobre cómo el azúcar agregado puede provocar caries, obesidad y diabetes tipo 2. La nueva investigación, que se presentó en el Congreso Europeo sobre Obesidad (ECO) también indica que es más probable que los individuos elijan opciones más saludables si se muestra una calificación en forma de estrellas de salud en las bebidas.

  • Lo que tu ropa dice sobre tu peso

    El dicho que afirma que se puede decir mucho acerca de una persona por la ropa que usa también es aplicable a la obesidad. Una nueva investigación sugiere que la elección del color de la prenda es un predictor del índice de masa corporal (IMC). Los hallazgos revelan que las mujeres con IMC más altos prefieren las prendas más oscuras y multicolores, mientras que los hombres con IMC más grandes tienen más probabilidades de elegir negro o prendas blancas

    El color juega un papel importante en la influencia de los estados de ánimo y las emociones, y las investigaciones anteriores sugieren que el color de la ropa que usas dice mucho sobre tu personalidad, estado de ánimo e incluso cómo te perciben otras personas. El tamaño y el color de la ropa que elija depende de una variedad de factores personales, que pueden incluir el sobrepeso o la obesidad percibidos o reales.

  • Cuidado con los anuncios de comida basura

    Los jóvenes que ven un anuncio de más de comida basura por semana (sobre una media de seis) consumen 350 calorías más de alimentos con alto contenido de sal, azúcar y grasa (cada semana (18,000 cada año), según el estudio más grande de este tipo en el Reino Unido hecho con más de 3.300 adolescentes de entre 11 y 19 años. El estudio realizado por Cancer Research UK se suma a la creciente evidencia de que los anuncios televisivos pueden influir en la dieta poco saludable de los jóvenes.

  • Menos actividad física infantil

    Incluso los niños de peso saludable se han vuelto menos activos en los últimos 20 años. Un estudio español, que evaluó la capacidad aeróbica de niños de 11 años normales y obesos de Málaga en 1996 y nuevamente en 2016, destaca la necesidad de un cambio de enfoque hacia la aptitud física de los niños.

    Los investigadores concluyen pidiendo más iniciativas para aumentar los niveles de aptitud en los niños: «Nuestros resultados sugieren que medir el IMC solo puede no ser suficiente para monitorizar la salud futura de los niños y reforzar la necesidad de promover la actividad física, especialmente la aptitud aeróbica, para mejorar la capacidad de el corazón y los pulmones y una mejor recuperación después del ejercicio. Sabemos que la mayoría de los niños no realizan suficiente actividad física, en comparación con las recomendaciones actuales de la OMS de al menos 60 minutos de ejercicio moderado a vigoroso todos los días, como natación, fútbol o baile», señalan los autores.

  • La leche no promueve la obesidad infantil

    Una revisión exhaustiva de la evidencia científica en los últimos 27 años concluye que la leche de vaca y otros productos lácteos no juegan un papel en el desarrollo de la obesidad infantil. La investigación tampoco encontró «razones mecanicistas subyacentes» para apoyar la teoría de que la leche y los productos lácteos promueven el aumento de peso excesivo o aumentan el apetito.

    «Nuestros resultados deberían aliviar cualquier preocupación que los padres puedan tener sobre limitar el consumo de leche y productos lácteos de sus hijos con el argumento de que podrían promover la obesidad», señalan los investigadores.


  • Enlace a fuente

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.