sábado, 18 agosto, 2018 5:12 pm
INICIO » INTERNACIONAL » El chavismo excarcela a otros 40 presos políticos | Internacional

El chavismo excarcela a otros 40 presos políticos | Internacional


Saliendo de la Casa Amarilla, en el centro de Caracas, el autobús que llevaba al segundo lote de presos políticos que libera el régimen de Nicolás Maduro cruzó una esquina y la imagen de una mujer escarbando una bolsa de basura para sacar comida, una estampa que se ha hecho cotidiana en Caracas en los últimos meses, impresionó a Franklin Hernández, quien ha pasado los últimos tres años y medio de su vida recluido en la cárcel del Helicoide. “Cuando el autobús dio la vuelta vi a una chamita urgando en la basura, chamo. Hace cuatro años estábamos luchando para que eso no llegara y llegó”, contaba a sus amigos que lo recibieron la noche de este sábado a las puertas de la principal prisión política del chavismo.

A la vuelta de sus casi cuatro años de prisión, sus familiares le preguntaban si iba poder ir al Mundial de Fútbol en Rusia, como solía ir como parte del equipo de protocolo de la FIFA, su trabajo hasta hace tres años. “Esos ya deben estar en Moscú y no creo que podamos salir de aquí”. Hernández, de 38 años de edad, fue detenido en la ciudad Mérida, en el occidente de Venezuela, y acusado de una supuesta conspiración para generar disturbios, que fue revelada en una cadena de televisión por el propio Maduro, que esta semana pidió a la Asamblea Nacional Constituyente -el parlamento paralelo conformado únicamente por sus militantes- que revisara los casos de los presos políticos, una penosa cifra que alcanzaba los 357 hasta este jueves.

En el segundo día de liberaciones, a las afueras del Helicoide, los familiares se agolpaban cada vez que veían cruzar a un grupo de excarcelados por el portón de la cárcel. Llanto, abrazos, llamadas por Whatsapp y Facetime para saludar a alguien que estaba lejos y escuetos comentarios a los medios de comunicación.

Este sábado, la llamada Comisión de la Verdad de la Asamblea Constituyente otorgó medidas especiales a 40 detenidos del Helicoide, Ramo Verde, cárcel 26 de julio, Tocuyito y Uribana, que se suman a otras 40 excarcelaciones concretadas el viernes, pero de las que solo 16 corresponden a casos de presos políticos, según denunció la ONG Foro Penal. Como el viernes, las medidas fueron anunciadas en un acto televisado en el que solo hablaron los voceros del gobierno.

Al grupo liberado hoy no le informaron las condiciones de su libertad. Deberán acudir el lunes a los tribunales para conocer el régimen y las prohibiciones a las que estarán sometidos. De acuerdo con datos de la ONG Foro Penal más de 7.000 personas que estuvieron detenidas por motivos políticos en los últimos cuatros años, todavía se presentan tribunales, pues gozan de libertad condicional. Las nuevas excarcelaciones abultarán esa cifra.

Este sábado salieron tres presos políticos emblemáticos. El diputado Renzo Prieto, detenido en las protestas de 2014, y que resultó electo en prisión en los comicios de 2015, en los que arrasó la oposición. A Prieto nunca se le permitió ejercer el cargo. La noche del sábado cruzó las rejas del Helicoide, con su larga cabellera, y se subió rápidamente a un carro con sus familiares. Luego difundió un video en el que anunció que el martes se incorporará, finalmente, a sus funciones como parlamentario, aunque en los últimos tres años la Asamblea Nacional fue despojada de todas sus funciones por el Supremo.

Otro diputado que salió en libertad fue Gilber Caro, detenido en enero de este año bajo la operación Comando Antigolpe, por supuestamente portar material de guerra. En su caso y en el de Prieto se vulneró la inmunidad parlamentaria que gozan por sus cargos. Además, quedaría en libertad Raúl Emilio Baduel, hijo del general Raúl Baduel, ex ministro de Defensa de Hugo Chávez, que también está en prisión. El joven está detenido desde las protestas de 2014, pero la noche del sábado no se había concretado su excarcelación.

“El compromiso que ratificaron hoy es liberar a todos los presos políticos civiles, no están incluidos los que están implicados en homicidios ni los militares. Nos han dicho que se trata de alrededor de 200, que es un número grande. Ellos nos han pedido una lista y nosotros les hemos dicho queremos libres a todos y en eso seguimos trabajando”, dijo Pedro Pablo Fernández, dirigente del partido Copei, que ha fungido de garante en el proceso junto con los cuatro gobernadores de oposición pertenecientes a la tolda de Acción Democrática.

Fernández aclaró que las liberaciones que están ocurriendo no forman parte de un proceso de diálogo. “Esto es simplemente la disposición del gobierno de liberar a los presos bien sea para ganar legitimidad y bajar las presiones, pero el bien que implica devolver un preso a sus familias es superior. Eso tiene que ser motivo de alegría para todo el país y sí, claro que continuamos la lucha por cambiar a un gobierno que lo ha hecho mal y que viola el estado de Derecho”, añadió el político que acompañó a familias en las afueras del Helicoide.

En el lugar también estuvo Daniel Ceballos, excarcelado el viernes, y Yon Goicoechea, que compartió celda en el Helicoide y salió con medidas cautelares en noviembre pasado. Ambos trataron de calmar a Gabriel Valles que no paraba de llorar. “Hasta que no salgan todos no puedo sentirme feliz”, decía mientras abrazaba a sus familiares. El joven de 31 años, ingeniero de sistemas, fue detenido hace 4 años en Colombia y deportado a Venezuela, por estar supuestamente implicado en una conspiración contra el gobierno y en terrorismo. Los dos primeros años de prisión Valles los pasó en llamada Tumba, un área de aislamiento de los calabozos del servicio de inteligencia venezolano, donde fue sometido a torturas, según denunciaron sus familiares y abogados. Nunca se inició su juicio.

“Lo primero que hay que hacer es sacarlos de ahí, la justicia vendrá después. Hay que seguir con la liberación de todos presos políticos y de los venezolanos que están siendo victimas del sistema de justicia. Mientras aquí no haya de democracia acá no se puede hablar de paz. Lo que está ocurriendo ahora es una consecuencia de la presión que se ha mantenido para que nunca más se repita esta historia. El Helicoide debe convertirse en el museo de la dictadura, y debemos ir hacia una transición sin venganza ni persecuciones. Esto no puede volver a pasar en el país”, dijo Goicoechea que cada semana se presenta en los tribunales y no puede salir del pais


Enlace a fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.