martes, 18 septiembre, 2018 9:49 pm
INICIO » Motor » ¡Dudas resueltas! Hablamos con quienes deciden por qué los autos se ven como se ven

¡Dudas resueltas! Hablamos con quienes deciden por qué los autos se ven como se ven

El proceso de diseñar un auto es mucho más complejo de lo que parece. Entre las normas impuestas por gobiernos de distintas regiones, los caprichos de quien toma el lápiz, las condiciones impuestas por la fábrica y los lineamientos de la marca, la tarea de darle forma a un nuevo producto es una tarea que debe tomarse con cuidado.

Para resolver todas esas dudas que nos han surgido en torno al diseño automotriz a lo largo de nuestros 5 años, hemos platicado con quienes toman las decisiones a la hora de crear un auto nuevo. ¿Por qué los autos de ahora se parecen tanto entre sí? ¿Quién decide cuál será la próxima tendencia? ¿Por qué los autos de Latinoamérica son distintos a los europeos?

Gama Seat

Las marcas tienen motivos para que sus autos se parezcan tanto entre sí

Seguro has notado que los modelos de algunas marcas parecen todos iguales y terminan por confundir a ese amigo tuyo que simplemente no logra diferenciar un Volkswagen Jetta de un Vento o un Mercedes-Benz Clase C de un Clase S. No significa que los diseñadores de autos se estén quedando sin imaginación; al contrario, hoy se enfrentan a la difícil tarea de crear un modelo distinto sobre un mismo molde.

Koleos

Que los autos de alguna marca se parezcan tanto entre sí es para fortalecer la identidad de la marca.

Todo se trata de una estrategia. Por un lado, si el diseño de algún modelo gusta mucho en el mercado, expandirlo a otros autos de la misma marca puede traer alegría al resto de sus clientes; por el otro, ayuda a fortalecer la imagen de la marca. El ser humano aprende por repetición. Si vemos un diseño tan parecido una y otra vez, será más sencillo formarnos la imagen de una marca.

Audi es uno de los fabricantes que siguió este camino. Su mismo Jefe de Diseño, Marc Lichte, admitió que la gama actual se parece mucho entre sí, pero que todo está por cambiar conforme lleguen las nuevas generaciones de productos. El objetivo era fortalecer la identidad de la marca en mercados “nuevos” como el Chino. Conseguida la meta, la marca puede darse el lujo de explorar nuevos caminos, como sucede con el Q8 o el nuevo A1.

Mazda

El diseño de los autos es tan importante para la identidad de las marcas, que algunas incluso le ponen nombre y construyen toda una filosofía a su alrededor. Un claro ejemplo es Mazda y el diseño KODO, que tiene sus fundamentos en las proporciones exteriores y la distribución de elementos en la cabina.

Los rediseños ahora son más ligeros para mantener un buen valor de reventa.

El continuismo también es importante para el mercado de los coches usados. Si la actualización no es tan profunda, el modelo anterior no comenzará a lucir viejo súbitamente. Esto no sólo le permite conservar su valor en el mercado, también ayuda a mantener la identidad que el modelo se ha forjado a lo largo de los años, como sucede, por ejemplo, entre el SEAT Ibiza anterior y el nuevo.

Diseno Renault 6

Las marcas no son las que deciden qué se pone de moda

Los diseñadores de autos reciben muchas bases teóricas en la universidad, sin embargo, en la industria se enfrentan al reto de crear un producto atractivo según las tendencias que los mismos consumidores van marcando. No son las marcas quienes ponen de moda ciertas modas, sino los propios clientes.

Aunque es verdad que las ideas nacen del departamento de diseño, los sondeos entre clientes potenciales son los que determinan si el proyecto recibe luz verde o no. Por ejemplo, la moda de las pantallas tipo tablet no nace de un capricho de las marcas, sino de una demostración de aprobación por parte del mercado a través de grupos focales.

Mazda Cx5

En el futuro se determinarán los gustos del consumidor a través de estudios sensoriales.

Leandro Colombato, Director de Ingeniería de Vehículos para la región de América en Renault, nos cuenta que cada vez se toma más en cuenta a la mujer para este proceso, en una relación 3 a 2 respecto al hombre, debido a que en muchas ocasiones es ella la que va al concesionario o simplemente la decisión de compra recae en su última palabra.

De cara al futuro, la industria está experimentando con nuevas formas de saber lo que le gusta al cliente. Una tendencia son los estudios sensoriales, a través de los cuales se obtienen las reacciones del cerebro al presentar determinadas formas o estímulos. A resumidas cuentas, en el futuro la dopamina será la que decida cómo se verá tu próximo auto.

Mazda6

En el futuro, el exterior no será tan importante como la cabina

Hasta la década de los 80, los diseñadores de autos apostaron fuertemente por trazos cuadrados. A manera de revolución, la década siguiente persiguió líneas más redondas, al grado de abusar de ellas y cansar rápidamente el gusto de los consumidores. Por tal motivo se ha vuelto hacia trazos cuadrados y paulatinamente se hace una transición hacia curvas y esquinas redondeadas, de manera similar a lo que atraviesa actualmente el diseño de smartphones.

Uno de los factores que más influyen en la transformación en el diseño de los autos es el uso que se le dé a los mismos. Esto, por supuesto, varía mucho de una región a otra. En Latinoamérica, por ejemplo, el auto sigue siendo considerado un bien, como lo es una casa; en Europa o Estados Unidos ya ha comenzado una transición en la que el auto, antes de ser un bien, es un servicio.

Diseno Renault 17

El uso que se le dé al automóvil es el principal factor de transformación en el diseño.

De hecho, esta ideología ha orillado a emprendedores independientes y a empresas a apoyar el concepto del auto compartido y hasta la conducción autónoma. Su implementación en la sociedad derivará con la transformación del diseño hacia algo que cumpla con las necesidades del momento. Por eso, en el transcurso de la próxima década no debería parecernos raro encontrar un vehículo con volante retráctil, solo por poner un ejemplo.

En Renault nos explican que en el futuro el diseño exterior será importante, pero no tanto como lo será el interior. A las nuevas generaciones les importa menos la apariencia exterior siempre que la cabina sea atractiva y cumpla con sus necesidades de conectividad. El pronóstico apunta a que en el futuro los vehículos serán una mezcla de monovolumen con SUV y, como era de esperarse, eléctricos.

Diseno Renault 12

El vehículo autónomo y eléctrico terminará por revolucionar el diseño automotriz.

El papel del vehículo eléctrico en el diseño de los autos también cobrará un papel importante. Al gozar de una estructura distinta al de un vehículo de combustión, los diseñadores disponen de nuevas posibilidades. Las parrillas, por ejemplo, están destinadas a desaparecer.

En la cabina, el uso de nuevos colores y texturas será prioridad. La democratización del uso del LED ahora permite una mayor personalización del habitáculo y, en algunos años, nuevos materiales se harán presentes. Ahora mismo ya se están realizando pruebas con cristales de oscurecimiento progresivo.

Diseno Renault 14

Diseñar un auto no es tarea exclusiva del diseñador

Si por los diseñadores fuera, todos los mecanismos visibles desaparecerían. No es casualidad que cada vez se busque más disimular elementos como las manijas traseras en el poste C. El proceso de desarrollo de un auto nuevo implica la labor creativa del diseñador, la audacia del departamento de mercadotecnia para detectar oportunidades y el ojo de los ingenieros para garantizar funcionalidad y viabilidad de producción. De nada sirve una pieza tan llamativa si no se puede fabricar a un ritmo de un minuto por auto.

Hace décadas estos departamentos operaban por separado. Los ingenieros sólo eran responsables de crear un chasis y un motor, sin enterarse de lo que sucedía en manos de los diseñadores. Hoy, gracias a los procesos de digitalización, los ingenieros pueden establecer numéricamente los límites dentro de un software para que los diseñadores sepan qué pueden hacer y qué no.

Renault Logan 2018

El diseño varía según región por temas culturales y económicos

Una marca japonesa puede tener estudios de diseño y desarrollo en America o Europa por el sencillo hecho de tener un cuartel que le permita conocer mejor los gustos y posibilidades de la región. Abrir sus fronteras le permitirá desarrollar el producto correcto para las necesidades del mercado y optimizar costos al conocer qué proveedores hay en la zona.

El estudio de diseño de Mazda en Europa, por ejemplo, se encuentra en Oberursel y es responsable de experimentar con nuevos materiales, perseguir tendencias y analizar ideas. Ahí se trabaja tanto con computadoras como con barro para tallar esculturas de vehículos y mantener el concepto artesanal en sus creaciones.

Diseno Renault 18

Los modelos pueden variar tanto de región a región por factores ajenos a la marca, como disponibilidad de proveedores.

Dentro de las marcas de volumen, Mazda es una de las más relevantes en lo que respecta a diseño. La firma japonesa no sólo trabaja con líneas y vértices, también analiza cómo se proyecta la luz en sus vehículos y qué tal se ven las sombras. Por ponerte un ejemplo, si color Rojo Brillante utiliza siete capas de pintura, incluida una negra.

Cada marca sigue su propia estrategia. Mientras Mazda diseña un mismo vehículo para todo el mundo, Renault tiene bien segmentado su catálogo según el mercado destino. Leandro Colombato nos cuenta que algunos modelos latinoamericanos son distintos a los europeos debido a que en esta región algunos proveedores no están disponibles o no cuentan con las mismas tecnologías, y lo mismo sucede con los materiales. El desarrollo de ingeniería, por su parte, se adapta a las condiciones de los caminos; en Latinoamérica se da prioridad al confort sobre el comportamiento debido al estado del asfalto.

Diseno Renault 16

El diseño de un auto es un proceso sumamente complejo

La próxima vez que le diseño de un auto te haga ruido, para bien o para mal, tómate el tiempo de analizarlo. Mira a detalle cada línea y quizá encuentres detalles que de primer vistazo no hubieras visto. Pregúntate por qué esa línea está ahí: ¿tiene que ver con cuestión de estilo? ¿Viabilidad de producción? Al final, luego de ese análisis, recuerda que no todos los autos son obras de arte ni están obligados a serlo.


Enlace a fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.